Según informó el Tribunal Superior Electoral de Brasil, Lula da Silva y Jair Bolsonaro irán a una segunda vuelta el 30 de octubre.

Los dos principales candidatos a la presidencia estaban empatados a última hora, en una elección muy polarizada que podría determinar si el país devuelve a un izquierdista al timón de la cuarta democracia más grande del mundo o mantiene a un derechista en el cargo durante otros cuatro años.

Con el 91,6% de los votos escrutados, Lula sumaba 47,3% de los sufragios, por 44,2% de Bolsonaro, según la autoridad electoral.

Aparentemente ninguno de ellos dos rebasará el 50% de los votos válidos, lo que significa que tendrá que realizarse una segunda ronda el 30 de octubre.

FUENTE: Infobae.