Ginebra.- El brote de cólera que se acaba de detectar en Haití se localiza en dos áreas de Puerto Príncipe, la capital del país, que están bajo el control de bandas criminales, lo que dificulta gravemente el acceso de la ayuda para la población, informó este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Haití, uno de los países más pobres del mundo que comparte la misma isla con la turística República Dominicana, sufrió hace doce años uno de las peores epidémicas de cólera que se recuerde en las últimas décadas y que se llevó la vida de casi 10,000 personas.

Esa epidemia se originó en un contingente de Cascos Azules de la ONU que había sido desplegado en el país, pero se extendió rápidamente tras el gran terremoto de 2012.

Haití llevaba ahora tres años sin reportar casos de esta enfermedad y la OMS evaluaba declararlo país libre de cólera, pero inesperadamente se empezaron a detectar casos y el domingo las autoridades indicaron que ocho personas habían muerto.

Las zonas afectadas son Cité Soleil y Carrefour Feuille, barriadas de la capital «que están enteramente controladas por bandas y donde desde el pasado agosto se registran choques que han desplazado a miles de personas. Esta situación complica mucho la respuesta humanitaria», dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.