Este jueves, los cuerpos de los misioneros estadounidenses David y Natalie Lloyd, asesinados la semana pasada por pandilleros en Haití, fueron repatriados a Estados Unidos en un vuelo comercial con destino a Miami, Florida.

Lo que resulta sorprendente es que Vital’ Homme Innocent, presunto líder de la pandilla haitiana Kraze Barye, colaboró en la recuperación de los cadáveres. Por información sobre Innocent, se ha ofrecido una recompensa de 2,000,000 de dólares, según medios internacionales.

Aunque las autoridades no confirmaron si funcionarios estadounidenses negociaron directamente con pandilleros, un informe de CNN indicó que la repatriación fue el resultado de una semana de intensas negociaciones entre el gobierno de EE.UU., autoridades haitianas, organizaciones locales y líderes de pandillas. Inicialmente, la familia de David Lloyd había solicitado la ayuda del servicio de ambulancia privado HERO Client Rescue, pero sus esfuerzos fueron bloqueados por pandilleros armados.

Una fuente cercana al caso reveló a que hubo una intervención significativa por parte de funcionarios estadounidenses en Haití, quienes mediaron en las negociaciones con varias pandillas para asegurar el acceso a los cuerpos. En una llamada telefónica con varios líderes de pandillas, Vital’ Homme Innocent afirmó que su grupo no estuvo involucrado en los ataques, aunque controla una zona cerca de la embajada de Estados Unidos.

«Después de la llamada, hice todo lo posible para comunicarme con las personas que controlaban el área, para obtener acceso y recuperar sus cuerpos», declaró Innocent. Tras su intervención, los vehículos de emergencia lograron llegar al lugar donde hallaron los cuerpos carbonizados de la pareja de misioneros.

«Fue una historia triste cuando me enteré que murieron un haitiano y dos estadounidenses que vinieron a servir a la población», añadió Innocent, quien expresó su pesar por la tragedia.