El Ministerio Público de este distrito judicial obtuvo una sentencia condenatoria de tres años de prisión en contra de un hombre acusado de asociarse a otros dos para clonar tarjetas del programa de protección social Supérate.

El Tribunal Colegiado de Monte Plata condenó a Claudio Beltrán Eleuterio (Raudi), de 23 años de edad, quien deberá cumplir la pena privativa de libertad en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) de esta provincia y pagar una multa por un monto de RD$500 mil al Estado dominicano y las costas penales.

En este proceso el tribunal también emitió una sentencia absolutoria a favor de los procesados David Then Rusell y Jefry José Félix Rodríguez, de 34 y 31 años de edad, respectivamente, ambos declarados no culpables de los hechos atribuidos.

El expediente señala que los acusados fueron apresados el 21 de abril de 2022 en el municipio Sabana Grande de Boyá mientras se desplazaban a bordo de un carro Kia Blanco, en el cual durante una requisa fue ocupada una mochila que contenía tres fundas plásticas con 558 plásticos de tarjetas de color blanco y negro, así como varios chip de diferentes empresas telefónicas y documentos personales, además de una sevillana y cargadores de computadoras.

La sentencia fue dictada con motivo de la acusación pública presentada por Ángela Contreras y José del Carmen García Hernández, procuradores fiscales de Monte Plata, quienes estuvieron presentes en la audiencia actuando en función de Ministerio Público en representación del Estado dominicano.

Beltrán Eleuterio fue declarado culpable de violar las disposiciones del artículo 8, de la Ley 53-07, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, el cual establece sobre los dispositivos fraudulentos “El hecho de producir, usar, poseer, traficar o distribuir, sin autoridad o causa legítima, programas informáticos, equipos, materiales o dispositivos cuyo único uso o uso fundamental sea el de emplearse como herramienta para cometer crímenes y delitos de alta tecnología, se sancionará con la pena de uno a tres años de prisión y multa de veinte a cien veces el salario mínimo”.

El pasado año 2023, la Adess realizó una jornada de reemplazo de tarjetas de banda a chip electrónico con el propósito de ofrecer mayor seguridad en la utilización de este medio de pago.