En un comunicado oficial, el secretario de Asuntos Municipales y miembro de la Dirección Política del partido Fuerza del Pueblo (FP), Ignacio Ditrén, informó la posición de la organización política, respecto a la denominada «regla de oro» en la elección de bufetes directivos de los órganos municipales.

La «regla de oro» municipal, un acuerdo de cortesía tradicional, estipula que los concejos municipales deben estar presididos por un regidor del mismo partido que el alcalde del municipio o distrito correspondiente.

Ditrén explicó que la Fuerza del Pueblo ha decidido no adherirse a esta práctica en la conformación de los bufetes este próximo miércoles 24 de abril, en el entendido de que hacerlo sería respaldar las prácticas cuestionables a través de las cuales el Partido Revolucionario Moderno (PRM), ha obtenido la mayoría de las posiciones, entre ellas la promoción de la abstención de votantes y la compra de cédulas.

«La Fuerza del Pueblo no asumirá la regla de oro, no escrita, para la elección de los nuevos bufetes directivos de los órganos municipales que se instalarán este miércoles 24 de abril», afirmó Ditrén.

En lugar de eso, el partido ha decidido dejar en libertad a sus funcionarios municipales recién electos para que, escojan los directivos de la sala capitular según lo que consideren mejor para sus comunidades.

Ditrén concluyó señalando que, «desde el partido de gobierno se dedicaron a comprar las autoridades municipales de los partidos de la oposición y, ahora incluso, continúan comprando autoridades que resultaron electas y hasta los dirigentes que participaron y perdieron».